martes, 2 de enero de 2007

3 Dias en Las Vegas con una Familia Cristiana


Las Vegas es sinónimo de exceso, placer, lujuria, sexo, y pecado. Es el Amsterdam de USA. Es de las pocas ciudades en el pais, sino la única, en donde uno puede libremente andar por la calle con un trago en la mano sin temor a que la policia lo pare.

No es extraño pasear por sus calles y encontrarse un tipo fumando bareta a plena luz del dia, o un joven repartiendo papelitos en cada esquina con los números y direcciones de las fufurufas locales. No por nada se le conoce con el bien adecuado nombre de "Sin city."

Entonces, comprenderán, para mi es algo paradójico que uno de mis primos mas allegados, y quien se encuentra en la actualidad haciendo el curso para pastor de la Iglesia Cristiana, viva radicado en susodicha ciudad desde hace mas de 6 años. Es como si Tarzán un dia decidiera empacar sus bejucos para irse a vivir con Chita a las instalaciones de la NASA. Y despues tratara de mostar a los ingenieros las ventajas que tienen los taparrabos sobre los trajes de astronauta.

Sin embargo, familia es familia, y para estos dias caí en cuenta que no visitaba a mi primo Carlos hace mas de un año. A eso se sumó el hecho de que en Las Vegas celebran el año nuevo de una forma muy parecida a como lo hacen en Times Square, New York, y que para el vlog internacional el tema de este mes es precísamente año nuevo. Asi que decidí matar tres pajaros de un solo tiro, agarré mi china, cogí la flota y nos juimos pa'l pueblo.

DIA 1

En mi condición de padre y esposo responsable, ya no me es posible mantener el ritmo endiablado de 110 millas por hora con el que antes le enseñaba a rezar a mis amigos mas ateos. Aun así mi promedio actual con esposa e hija a bordo es de 4 horas, de modo que pongo el despertador a las 4:00am para estar allá a las 8 en punto y de esa forma evitar el tráfico de fin de año.

Pero el despertador vuelve a sonar a las 4:10, seguido de un deja-vu a las 4:20, y otro a las 4:30. Cuando las campanas de mi despertador retruenan de nuevo a las 4:40 siento un codazo de Maria del Mar a manera de "apague ya esa chicharra" y Morfeo se encarga de que sus deseos se hagan realidad.

Cuando caigo en si, ya son las 6:30. Saltamos de la cama como resortes y estamos listos en cuestión de 10 minutos. Intuyo que en mi afan de salir dejé 4 dientes y medio sin cepillar.

El trayecto de Los Angeles a Las Vegas consta de aproximádamente 285 millas (475 Kilometros) de autopista semi-recta y aburridora, la cual alguna vez en mis épocas doradas y al mando de un flamante Chevrolet Cavalier destartalado llegué a atravesar en algo mas de dos horas y media. Dicha velocidad hace un poco mas aguantable el monótono trayecto. Desierto a un lado, desierto al otro, una parada en Barstow a hacer chichí y pare de contar.

75 dunas y 80 casinos despues, son las 11:03 am. No ha habido tráfico por suerte, y tengo en frente un letrero grande que dice "WELCOME TO LAS VEGAS." Llamo a mi primo para que esté listo, aunque en realidad es para que me tenga calientico el desayuno.

El plan del primer dia es sencillo; descansar un poco por la tarde, y por la noche irnos a dar una vuelta por el "Strip," el cual es la calle principal en la que se encuentran ubicados los mas famosos hoteles y casinos como el Caesar's Palace, Luxor, MGM, Stratosphere, New York New York, y otro sinnúmero de lugares de nombre cosmopolita en los cuales se repite siempre la misma constante: se entra rico, se sale pobre, pero siempre con cara de felicidad.

Asi que me llevo a mi primo Carlos y a su esposa Marleny a la olla hirviente de pecado que es el centro de esta ciudad que nunca duerme. Me dejo llevar a los casinos por en medio de los borrachos turulecos y las mini-culi-putifaldas que inundan las calles. Carlos y Marleny se conocen los hoteles como la palma de sus manos de tanto llevar a pasear a la gente que los visita, y aunque al inicio demuestran algo de incomodidad con el ambiente que los rodea, eventualmente se muestran de muy buena disposición y hasta me aceptan la margarita que les ofrezco en el bar aledaño al "LIVE XXX GIRL SHOW."

DIA 2

Han visto alguna vez esos cupones que ofrecen "$10 dolares menos en su cuenta" solo para darse cuenta que abajo, en letra microscópica dice "con compra mínima de $10,000 dolares"?? Eso se llama un gancho publicitario y tambien es conocido como "catch."

Pues bien, el domingo 31 de Diciembre fuimos victimas de un "catch."

Habiendo despertado a las 10:30 de la mañana de tan excitante jornada nocturna, mi primo nos agarra desprevenidos con un "Ahora vamos a la Iglesia a orar por el nuevo año." UUUUUUyyy patada en las huevas con botas punta de metal, y lo peor es que no hay pomada al alcance. Con qué cara les vamos a decir que no, si anoche ellos se habian acomodado tan mansamente a nuestro siniestro plan de juerga y farra?

Pues sí señor que nos mordió la vaca, y antes de la hora sin sombra del 31 de Diciembre, en plena víspera de año nuevo, estabamos en medio de una multitud que a ojo cerrado y a todo pulmon cantaba sus alabanzas a un señor que al parecer tambien es altísimo.

No voy a entrar en detalle sobre mis creencias religiosas o la falta de ellas. Solo atinaré a decir que respeto mucho las creencias de cada quién, pero los sermones y las misas nunca han sido mi tazita de te. Pero en este caso fue particularmente agobiante ver como durante 3 horas (me habian prometido que era hora y media) la pastora principal nos rendia cuentas del estado financiero de la Iglesia. Y de cómo era una injusticia que la gente la acusara de despilfarrar el diezmo por estar invitando a cenar a otros pastores a restaurantes lujosos. Yeah. Right.

Luego llegó la banda de la iglesia tocando algo que mis oidos parecieron confundir con heavy metal. Me da risa cuando me dicen "Es que la música cristiana ya no estan aburrida como antes...ahora usted encuentra metal, reggeton, rock, y vallenatos con el mensaje del Señor." Me tapo los ojos con los dedos y miro por la rejlla estrecha que queda entre el dedo indice y el corazon, mientras mis oidos no tienen mas remedio que escuchar el Master of Puppets eclesiástico.

Cuando se acabó la misa arrancamos para la casa como alma que lleva el diablo, dormimos hasta las 10 de la noche, dejamos a Sophie en manos de mi tia, abracitos, feliz año por adelantado, y los que se vuelan de ahi. Por fín....civilización, desorden, pecado, ahhhhh......me siento de nuevo en casa. El año nuevo nos agarra en la calle en medio de un tsunami de desconocidos que nos abrazan, jinchos hasta donde mas no poder. Nosotros solo nos tomamos un par de cocteles, filmamos el segmento para el futuro vlog, y a las 12:35 decidimos que ya tuvimos suficiente y que esta demasiado frio para ir a rumbear.

Nos dirigimos al parqueadero, nos subimos al carro, nos movemos 3 metros y el shock se apodera de nosotros. Estamos en el décimo piso de una estructura de parqueo detras del hotel MGM, hay una hilera gigante de carros al frente, y ninguno se mueve. Pasan 10 minutos, 20, 30 y nada. Me bajo del carro, bajo 3 pisos y no le veo fin a la hilera de autos. Me asomo por la ventana y veo un trancón ni el HP justo en la calle que da al frente de la salida del parqueadero. Estamos atrapados. Parqueo de nuevo en el mismo lugar y me resigno a mi suerte. Miro a un lado a Maria del Mar con la silla completamente reclinada en posición fetal, y noto que ella ya se ha resignado mucho antes que yo.

Cuando despierto a las 4:00am, el trancón ya se ha ido junto a las ganas que quedaban de celebrar. Con mas tripas que corazon, emprendemos la marcha de vuelta a la casa de mi primo.


DIA 3

El trancón que nos espera de vuelta a Los Angeles es apoteósico, así que decidimos emprender la marcha de regreso relativamente temprano. Sin embargo, agarramos la autopista al medio dia y lo que de venida se demoró 10 minutos ahora se toma una hora. Ya es demasiado tarde. Nos figuró quedarnos hasta por la noche y esperar que baje un poco el trafico sino van a ser fácilmente 9 horas de viaje.

Mi primo Carlos, contento por nuestro súbito cambio de planes sumado a nuestra exitosa asistencia a la Iglesia del dia anterior, decide invitarnos a almorzar. "Por aqui hay un IHOP y un PANDA EXPRESS," me dice, pero yo soy mas astuto y le digo "aqui hay un CHILI's al lado" y lo convenzo de que nos invite ahí. En total somos 6 adultos y 4 niños. La cuenta le sale en mas de $100. Jejeje... Después me acuerdo que mi primo está sin trabajo hace mas de 3 meses, y el remordimiento me ataca por los costados. Ofrezco ayudarle con la mitad, pero no deja. Aprendo a admirarlo un poco mas.

Por la noche nos despedimos de todos y le damos las gracias a nuestros anfitriones por habernos atendido tan bien. A pesar de tener ideologias tan diferentes en cuanto a la fe, venimos del mismo lugar y disfrutamos enormemente de nuestra mutua compañia.

Prometemos visitarnos pronto y emprendemos el viaje de regreso a eso de las 11 de la noche, no sin que antes mi primo nos tomara de la mano y elevara al cielo una oración por nuestro sano regreso a casa, en la cual esta vez SI tomo parte. En lo que no creo es en tener que hacerlo en frente de una multitud, repitiendo como loro lo que alguien, llámese pastor, cura, o shamán, nos obliga a repetir.

Pero eso a la larga no importa, lo que uno cree o no cree es solo eso, una creencia. A la larga somos dos ciegos frente a una gran pared, discutiendo si el verdadero color de dicho muro es en realidad blanco o negro.

7 elefantes se balanceaban...:

Anyelina enero 02, 2007 7:04 p.m.  

Alexillooooo pillo!! primero que todo, FELIZ AÑO!!

Te cuento que ese viajesito lo hice yo tambièn hace como 3 años ya, para pasar mi cumple allà. Mi mejor amiga vive en Los Angeles y nos pegamos ese viaje en carro hasta allà de dìa, y llegamos ya de noche. Desierto a lado y lado y a hacer chichì en Barstow. El viaje fue muy chevere, y preciso esa noche hizo una luna llena espectacular. He ido dos veces a Las Vegas y lo que mas me gusta son los shows que hay en los casinos, pues no me gusta jugar ni apostar y perder plata. Pues no tengo como mucha suerte jeje... Mi prima precisamente està ahora en las Vegas y pasò allà tambien el 31 con su novio, pero a mì me tocò pasarla acà porque no hubo billetico para semejante paseito. Pero bueno... algùn dìa volverè y esa vez montarè en helicòptero para bajar al cañòn de colorado!!

Y bueno, no filmaste alguito? =0)

El Mundo de Largo enero 02, 2007 7:08 p.m.  

Alexillo . . . Esta vez, me hizo reir muchisimo!!!

Me imagino que habra hecho el video en Las Vegas o no ?

Aguanta pegar para allá en año nuevo !!

Acá le dejo mi experiencia en Las Vegas: http://losviajesdelargo.blogspot.com/2006/08/las-vegas.html

Jaime Bakulic enero 03, 2007 4:48 p.m.  

Hola!

Felisamemuero para todos!

Tenfo dos cosas que decir: una mención honrosa y una pregunta.

Mención honrosa:
"Cuando se acabó la misa arrancamos para la casa como alma que lleva el diablo"

NO-TA-BLE!!! jejejejjeje

Pregunta:
...q es "fufurufa" ...una especie de restorán?

Eso...

:)

catalba enero 03, 2007 8:47 p.m.  

Jajaja, muy bueno el post, que rico conocer las Vegas así sea con el primo cristiano metalero. Me acabo de acordar de algo para publicar.Thanks!
y hablando del tema de mi otro bolog, intenté cambiando el template y nada, no se que pasa proque otros si pueden hacer links, raro...será el navegador?

JuanFalla enero 04, 2007 10:32 a.m.  

jajajaaa. Que comico.
El proximo año paso el año nuevo en Las vegas, suena emocionante.

SoyChapin enero 05, 2007 8:19 a.m.  

que buen relato...
pues yo decidi pasar de un lado a otro, de la ciudad de Los Angeles a la ciudad del Pecado hace 15 años y asi me he mantenido, disfrutado Sin City hasta que la vida se me hace trizas, y salgo corriendo pa'LA. Por fortuna, la autopista siempre esta abierta, pero el camino por el desierto es muy duro.

De cualquier manera, me da mucho gusto leer la franqueza con la que te expresas y saber que en una iglesia podriamos estar juntos y estar pensando exactamente lo mismo.

Un abrazo, y que bueno que hayas grabado algo y que pronto lo publiques.

@driPod enero 09, 2007 7:02 a.m.  

jejejej Hola Alex, el relato me causa mucha risa por frases como las que resalta Jaime Bakulic jejejeje y tus experiencias al volante jejejejeje, ademas que eres sincero.
tanto para ti como para Chapin lamento mucho que esas experiencias en esas "iglesias" que han visitado les haga sentir a veces nauseas. A mi tambien me pasaba pero tengo la fortuna de tener una iglesia integral donde no me siento para nada mal :). Lo importante y espero que lo puedas buscar en tu corazon es que si vas a buscar un encuentro con Dios no lo hagas pensando que en una iglesia se hara, porque la desilusion sera grande. no he verificado si ya salio el video pero estare pendiente. AHHH y yo soy aficionada a ver CSI las vegas.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP