lunes, 23 de febrero de 2009

La asombrosa venganza del gato desnucado


Todos tenemos historias de terror que contar. Algunas son simplemente espejismos de seres y hechos misteriosos cuya existencia se puede explicar de una manera plenamente científica; otras llegan al extremo de poseer libertades creativas que rayan en lo ridículo y poco creible como aquellas historias de aspecto mítico que durante nuestra infancia solía contarnos el capataz de la finca, ese mismo que nos asustaba con cuentos de la madremonte y la patasola si no le ayudabamos a arrear las vacas antes del anochecer.

Lo que les traigo a continuación es una historia verídica que les aseguro no cabe en ninguna de las dos anteriores categorias. Los eventos que se narran en las próximas lineas han sido parte de mis memorias mas espeluznantes desde aquella fatídica noche cuando, en medio de la oscuridad de una vieja casona, los planetas se alinearon en la posición exacta para que esta historia se diera de la forma en que se dió.

(Listos? ahora si apaguen la luz y pongan a sonar cualquier CD de musica tenebrosa... tururururuururururu....)


EL LUGAR: la casa de mi abuelita en Neiva.

LA FECHA: un Sábado de algun año lejano... probablemente alrededor de 1991.

LOS PERSONAJES: Jerry (el gato), Laika (la perra), y yo.


Acto 1

En la casa de mi abuelita se hacía aseo los Sábados, y este particular Sábado me dió por barrer la sala. En la casa teniamos dos mascotas, Laika y Jerry. Laika era una perra de raza Pastor Alemán, fornida, rebelde, y mas loca que una cabra. Jerry era un hermoso gatito de tres meses que me habian regalado unos vecinos algunos dias atrás. Como Laika tenía la maña de atravesarse frente a la escoba cuando lo veía a uno haciendo oficio, ese dia me dió por sacarlos a ambos al patio, y para no perderlos de vista, en vez de cerrar la puerta me dió por poner un pie de cama (de esos que tienen barandas de madera) entre el espacio que separaba la sala del patio, para asi mantenerlos por fuera sin que la casa perdiera flujo de aire.

El caso es que comencé a hacer oficio, y Laika que no se aguantaba las ganas de entrar a la sala metió la cabeza en el espacio que había entre dos de las barandas del pie de cama y se quedó atascada. La pobre perra comenzó a halar hacia atrás mientras el gatito inocentemente merodeaba por ahí sin saber que pocos minutos después iba a quedar frikis mortis.

Tras algunos momentos de intentar sin poder liberarse, Laika tiró con todas sus fuerzas y en un último impulso logró safarse de las barandas que la mantenian atrapada, con tan mala suerte que en su torpe recorrido hacia atras tumbó sin querer una silla de mimbre que se encontraba doblada justo atrás de ella (de esas que tenian espaldar y cojín de cuero café, pero la base era en madera y al doblarse parecian caballitos), y cataplum! la silla no pudo caer en otro lugar sino justamente en el cuello del pobre gato, quien pataleó por varios minutos hasta finalmente expirar entre mis manos con las pupilas completamente dilatadas así como el gato con botas de Shrek.

Pocos instantes después y con el corazón vuelto mierda de la tristeza, decidí enterrar a Jerry en el monte frente a la casa por donde muchos años atras pasaba el ferrocarril y ahora no era mas que una cantidad de matorrales cuyo principal fin era servir de cementerio clandestino de mascotas pudriéndose al aire libre. Yo al menos tuve la decencia de enterrarlo, marcar su tumba sobre la arena con una inscripción que decía "Aqui yace Jerry. - 1991 a... 1991" y ponerle una cruz hecha a base de palitos de almendra, que era el árbol que más abundaba por esos lados.


Acto 2

Fast Forward unos 3 o 4 meses más adelante. Una tarde cualquiera jugando fútbol con los amigos cerca de aquel monte me quedé mirando hacia el lugar de la improvisada tumba y me acerqué a chismosear si aún seguía intacta. La cruz había desaparecido consecuencia del viento o de algún equipo de fútbol callejero con pésimos delanteros, pero el lugar había quedado marcado por unas piedras que puse para sostener la cruz, y una vez encontrado el lugar exacto, con el vecino nos entró la curiosidad de ver en que estado se encontraría el cadaver del famoso Jerry.

Tras excavar con una tapa de Kola Román encontramos que Jerry se encontraba reducido a un montón de huesos miniatura de aspecto deplorable, como era de esperarse. Miramos todo con asombro durante un buen rato, y tras el acto nos fuimos del lugar dejando los huesos del gato a la intemperie sin saber que pocas horas despues.... esta historia tendría un acto 3.


Acto 3

La ventana de mi cuarto daba a la calle (léase, frente al monte) y antes de dormir, como era costumbre, la dejé entreabierta para que entrara algo de viento, sereno o en su defecto un chiflón. Dormia como una roncha hasta que de momento desperté sin causa alguna, miré hacia el radioreloj y noté que apenas eran las 2:30 de la madrugada, lo cual se me hizo algo raro pues yo jamás despertaba a esa hora a menos que los vecinos estuvieran ensayando posiciones del Kama Sutra. Traté nuevamente de quedarme dormido cuando empecé a escuchar desde afuera un ruido parecido a.... el maullido de un gato. No le paré muchas bolas al comienzo, pero el maullido de un momento a otro comenzó a sonar como si estuviera DENTRO de la habitación, y para colmo no sonaba como un maullido normal sino como un humano apestado tratando de imitar a un gato, lo cual me llevó a pensar "marica, que tal que sea un ladrón que se metió a la casa y como se dio cuenta que me desperté, ahora esta tratando de disimular haciendose pasar por gato?"

De una me congelé todo y no fuí capaz ni de abrir el ojo. Me imaginé que si en verdad era un ladrón podia estar al acecho esperando a que despertara para clavarme el cuchillo (no le tenia miedo realmente a un balazo porque con la pobreza del sector, los ladrones si a duras penas podian cargar cuchillo cocinero).

Pero entonces el gato siguió maullando, y de un momento a otro comencé a sentir sobre mis piernas el típico ronroneo de los felinos. Y ya para estos momentos debía estar verde del susto y dije que cuento de ladrón! abrí los ojos y nada... no había nada! y como me sentía congelado traté de arroparme pero sorpresa, estaba paralizado de cuerpo entero, no podía moverme. Así transcurrieron horas y horas con el puto gato maullando nuevamente desde afuera y luego otra vez desde adentro y yo mirando de reojo el radioreloj solo para ver que no se movía el maldito. Y en esas comienzo a escuchar que pasan las hojas de un libro y me acordé que mi abuelita siempre dejaba la Biblia abierta sobre la sala en alguno de los Salmos, y en este momento definitivamente ALGO estaba en la sala hojeando la berraca Biblia, de eso no habia duda.

Finalmente, tras la noche mas larga de mi vida, amaneció. Mi vecino como de costumbre llegó a las 6:00am para que fueramos juntos al colegio y apenas escuché el primer knock knock en la puerta salté de esa cama y sali corriendo como un loco a decirle "MARICA ME ASUSTARON!!!" y el guevon que no podia de la risa no hacia sino burlarse. En fin, quise tratar de convencerme que todo fué un mal sueño, pero al pasar por la sala camino a la habitación noté que la Biblia estaba abierta ya no el los Salmos sino en el Apocalipsis.

Ese dia tras llegar del colegio lo primero que hice fue enterrar al jijuepuerca gato para que jamás me volviera a asustar, y hasta la fecha ha funcionado. Cualquier parecido con Cementerio Maldito es pura coincidencia.

12 elefantes se balanceaban...:

Anónimo,  febrero 23, 2009 8:00 p.m.  

jajajaja...que susto tan tenaz! quien sabe q maldades le hacias al pobre gato que te estaba asustando...jejejej

letty

Julian Virguez febrero 24, 2009 4:38 a.m.  

por lo menos no le jalaron las patas

THE DOC,  febrero 24, 2009 1:37 p.m.  

Marica con eso ya tiene el tema principal para una pelìcula......

Mafe febrero 24, 2009 2:37 p.m.  

NO TE LO PUEDO CREER!!!!!!!!!!!!
TU LIMPIANDO LA CASA?!?!?!?!

Hablando en serio, tu abuelita nunca te dijo que estaba pensando en audicionar para "Cats" y que le pedía al Altísimo que le diera una manito???

Maria() febrero 25, 2009 5:01 p.m.  

ve, no encontré ningún CD de música tenebrosa pero había uno de Rikarena, sirve?

noooo, pobre gatito, qué muerte tan cruel!!
y eso te pasa por andar revolcando su tumbita, al que está quieto se le deja quieto!

Susana febrero 26, 2009 9:54 a.m.  

si a ti te fue asi...
como le habra ido a leidy...laika...

Alexillopillo febrero 26, 2009 10:11 a.m.  

Letty: no, si a ese gatico no haciamos mas que mimarlo. Creo que lo que lo emputó un poco fue el hecho de haberlo desenterrado.

Julian: a mi no, pero a mi abuelita una vez si.

The Doc: es que no le digo, si a los de Hollywood les diera por hacer Cementerio Maldito 3: la venganza del gato desnucado yo ya estaria ahi pasandoles mi script!

Mafe: It misses me, spider! (me extraña araña). Si yo siempre he sido muy ordenadito y juiciosito con el oficio casero :-)

Maria(): no creo que el de Rikarena cuente como tenebroso, pero ya que tienes algo de merengue te puedo estar valiendo ese de Wilfrido Vargas que dice "Vampiro vampiro... me chupa el vampiro"

Susana: con los años Laika se gano una reputacion de ex-convicta tras haber estado 3 veces en la carcel por morder a cuanto inocente transeunte pasara frente a la casa. Eventualmente alguien quiso cobrar justicia por su cuenta y la termino envenenando. Afortunadamente no estuve ahi para enterrarla junto a Jerry y despues tener la tentacion de volverla a desenterrar.

Lord flews febrero 26, 2009 4:35 p.m.  

Y si lo que el gato pretendia era una evangelizacion post mortem y ud se lo impidio? Es eso un mayor karma? o un favor...ahora me confundi yo

@driPod febrero 27, 2009 9:40 a.m.  

hola amiguito...
no tengo cuanta de messenger pero nose como abrio el blog...
pa que vea que si lo extraño jajajajaja

nos hablamos...
oye definitivamente tienes que escribir la version OPITA de VIVIR para contarla
este cuento esta buenisimo

Ana M. marzo 20, 2009 11:19 a.m.  

Es que por eso los egipcios respetaban a los gatos, papá. Y no quiero ni pensar en verlo a usted cerca de mi gata.

Bien hecho :P

Alejandra Agudelo marzo 31, 2009 9:16 a.m.  

uy no, a mi una vez me tocaron la puerta tres veces a la media noche y no pude pegar el ojo como en tres días. pero en tu caso me hubiera levantado directa a regañar a laika: VERGAJA POR TU CULPA JERRY ESTA EN PENA!
segundo, hubiera llegado como un panda al colegio y tercero ni por el chiras hubiera dormido ese dia en mi cuarto. jeje buena la historia.
un abrazo!

Anónimo,  diciembre 24, 2009 9:34 p.m.  

Web Casino tyuueooru
Online Gaming Casino
Reliable Online Casinos
Get free welcome bonus when depositing for the first time! You'll get 100% free with your first deposit or up to $20.
[url=http://www.nhgaa.org/]Casino Bonus[/url]
So, it is vital to be able to find a right online casino website for you if you don't want your online gambling experience to be annoying and regretting.
http://www.nhgaa.org/ - Casino Bonus
For this purpose, you may require checking out the lists of good gambling websites that are offered on various sites in the form of ratings, reviews, etc.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP