lunes, 18 de septiembre de 2006

Los Angeles, tu eres un "PAN"

Adiós Los Angeles. Me voy de tu vida, de tus calles llenas de carros y vacias de gente, de tus colinas secas y áridas sin ninguna gracia ni chiste. Me alejo de tu locura extrema porque es contagiosa, y la verdad, yo no quiero volverme tan loco.

Te dejo por otra porque jamás supiste amarme. Me diste tu amor a cuentagotas, y en nuestra primera cita de amor te pediste la langosta y no me ayudaste con la cuenta. Me voy rechazado porque jamás me notaste, y muy pocos de tus habitantes pudieron llegar a ser realmente mis amigos.

Tambien me voy con nostalgia porque aquellos contados amigos que sí llegue a tener en tu regazo, lo serán inolvidables para toda la vida. Pero ellos algun dia se darán cuenta de que eres una mala amante, y te dejarán tirada llorando en el piso como ya lo han hecho miles de tus exnovios.

Yo sé bien que amarte tiene un precio, pero $800.000 por una miserable casita en tus praderas es un poquito exagerado, no te parece? O sea, Los Angeles, te adoro y todo pero tienes huevo!

Por eso te dejo por Oklahoma. Ella si me entiende, ella no tiene complejos de grandeza como tu, no es "high maintenance" como tu, y encima de eso sabe cocinar y planchar.

Créeme, Los Angeles, que traté de amarte hasta donde más no pude, pero ya es muy tarde. La decisión está tomada y solo es cuestión de vender ese ranchito que algun dia con tanto sacrificio logré comprar en los desérticos lotes de tu corazón.

Te dejaré y no volveré a verte sino de pasadita, cuando de pronto me de por visitar a mi mamá, o me salga una tocada con el grupo. No te preocupes; mis visitas serán breves, efímeras. En la mayoria de los casos ni cuenta te darás que estuve en tu casa y entré a tu cocina. Igual tu nunca estás.

Aunque jamás nos casamos, tu de algún modo te las arreglaste para quedarte con la mitad de mis sueños y esperanzas. Debes tener un buen abogado. Claro, si estás saliendo con Arnold Schwarzenegger. El sí puede pagarte todo lo que quieras. Maldito Yuppie.

Cuando llegue mi abogado de tres pesos a verte (de apellido U-Haul), ya será demasiado tarde para que trates de retenerme.

Ojalá algun dia entiendas que jamás llegué a comprender tu obsesión con el sushi, los gimnasios, el baseball, la dieta Atkins, y todas esas maricadas que solo a ti te importan. Eres una superficial, Los Angeles, y tú lo sabes.

Pero por si acaso, te interesaria seguir siendo mi amiga?

9 elefantes se balanceaban...:

Anyelina septiembre 18, 2006 11:29 a.m.  

Jajajaja!

Eso esta bien, cambia de ciudad, LA es muy aburrida, no se como es Oklahoma pero se que es mejor.

Yo estuve en cali, chevere estar con los compatriotas, con los amigos y la family, comer bien rico, pero... definitivamente, prefiero vivir acà.

Me contas como te va en la nueva ciudad!! saludos..!!

Alan Garrido septiembre 18, 2006 6:47 p.m.  

Que loco!, Los Angeles parece Perirana. pero no vallas a criticar si Oklahoma te recibe con las piernas abiertas!
pillamos...

Anónimo,  septiembre 18, 2006 9:29 p.m.  

Tu querida y tu Amor Los Angeles no los puede cambiar por una Finca como Oklahoma.

Te vas a aburrir del aburrimiento, vas a sufrir lo insufrible, vas a llorar lagrimas de verdad como jamás lo has hecho.

Te vas a acordar que no hay nada como "Los Angeles" con sus complejos de grandeza y su "High maintenance" y volverás aquí con la colita entre las piernas como perro regañado. La playa, el sol, este solecito tan delicioso, mejor dicho esto es un paraiso. Para que te pones a quemar todo ese ezfuerzo de irte para darte cuenta que vas a volver... no te vayas viejo.

Ese frio que te carmome las entraña que hasta pa miar no lo puedes encontrar porque está más encogido que un tornillo. Palear esa nieve para sacar tu carro y cuando se te olvide te quedas enterrado como una gueva y vas a renegar porque llegas tarde al trabajo. Ponerte ese montón de ropa que cosa tan tenaz. Salir del calorcito de tu casa al frio tetrico de la calle te va a hacer renegar y maldecir mil veces porque fuiste tan tonto de cambiar tu paraiso por eso. Que no se te olvide tu gorro porque ese frio tetrico hasta las orejas te tumba. Cuando salga por la calle y no te entiendan tu inglés vas a ponerte como un titi de la piedra porque esos "red necks" te detestan más de lo que tú los puedas detestar a ellos. No tienes que inventar la rueda para darte cuenta que como Los Angeles no hay igual. ¿Tienes que aprender de la manera dura para que ames más a Los Angeles de lo que ya la amas? Bueno, camarada compañero pero como no hay marcha atraz, TE DESEO LO MEJOR Y QUE OJALA REGRESES MUY PRONTO. Sinceramente, tu compadre. Oleon

@driPod septiembre 19, 2006 6:38 a.m.  

Uy dificil decision, pero si tienes una esperanza que tal vez se escodio alli en LA. tal vez en el nuevo lugar verifiques que sigue estando presente...
Para adelante, sin dejar de soñar, y que viva la aventura y como el comercial de cocacola. Un aplauso para Alexiopillo que se atrevio a abandonar semejante ciudad para conquistar otra tierra.
PD. No nada del ejercito, jejeje

Kafre septiembre 19, 2006 7:30 a.m.  

El cambio es jodido, pero si uno encuentran cosas que lo llenen mas a uno por que no, mucha suerte en su cambio, don alex

KAMYLO septiembre 20, 2006 7:34 a.m.  

Oklahoma??? mucho exito en el cambio y si Oklahoma le pone los cachos o pela el cobre, dejese tentar por Georgia!!

JuanFalla septiembre 20, 2006 5:39 p.m.  

Se va de "elei" (elei=LA)

Pues muchos exitos por alla! Nunca he estado en Oklahoma, pero estoy seguro que va a ser un cambio radical.

Seguiremos en contacto por la blogosfera entonces....

Cuando se van? Va a manejar?

Anónimo,  septiembre 20, 2006 7:11 p.m.  

ooopsss.. me desaparezco un par de días.. y te desapareces de la ciudad...
pero bueno, se te desean éxitos.. además.. quedarás mucho más cerquita.. a sólo un par de horas de Dallas, a donde viajo cada mes.

Por cierto, conocí Tulsa y me pareció una suidá bellísima.... y si tienes el afán de darle a Sophie amplios espacios para crecer y divertirse.. Oklahoma es el lugar.

Y bueno.. queda claro que dejarlo todo por una como Los Angeles... es demasiado comprometedor y las heridas nunca sanan.. al menos, eso aprendí con mi abuela.

Anónimo,  noviembre 07, 2006 12:26 a.m.  

No conozco Estados Unidos, por ende ninguna de sus ciudades, pero por las pelis LA no me gusta na de na; está muy tugurizada verdad? mogollón de gente yendo de un lado pa otro, eso es terrible; suerte en tu nueva ciudad; un saludo desde mi valencia (España)

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP