lunes, 8 de diciembre de 2008

Bogotá, La Bella

Hace unos dias tuve la oportunidad de pasar de nuevo por una de mis ciudades favoritas en todo el universo. Por qué favorita? Preguntarán algunos. La verdad, mas allá del clima delicioso (y a mi que me fascina la lluvia, allá llueve todo el tiempo) y el hecho de que Bogotá guarda algunos de mis mejores recuerdos de infancia y temprana adolescencia, la ciudad tiene una magia única, un encanto inigualable que muchos Amsterdams, Dubais, y Sidneys quisieran tener. Bogotá está llena de COLOMBIANOS de todas partes, no solo rolos, y está llena de todas esas cositas ricas que a uno como Chibchombiano viviendo en el exterior le fascinan, y que estoy a punto de nombrar a continuación.


Para comenzar, esta fué mi primera vez montando en el famoso transmilenio. Ya lo habia visto antes pero nunca habia tenido la oportunidad de montarme en uno, y déjenme decirles, transmilenio es un metro Europeo sobre ruedas en el aspecto organizacional, ya que las estaciones vienen con rutas y paradas codificadas en letras y las estaciones tienen su propio nombre y horario. Le dicen transmilleno, transmilento, transmiloco... pero en el se cruza uno la ciudad en poco mas de 40 minutos cuando antes tomaba casi dos horas en bus normal. Y lo digo porque efectivamente me crucé la ciudad de norte a sur, y mis 40 minutos me tocaron de pie con una mano en la baranda de arriba y la otra en el bolsillo de atrás cuidando la billetera de los rateros que nunca aparecieron. Sin embargo se puede decir que se disfrutó del paseo, aunque me queda la duda... cuando el transmilenio dobla una esquina no deberia sonar un vallenato? Digo, por eso de que parece un acordeón?


Otra cosa que me pareció muy del putas es que por lo general uno encuentra bares en el último piso de los centros comerciales. Eso es algo que en ninguna otra parte del mundo he visto! Es que al que se le ocurrió la idea debe ser un genio completo... pero claro, qué mejor forma de olvidar el nuevo balance de la tarjeta de crédito que embriagar las penas en alcohol ahí al ladito de la tienda Gucci!


Como pueden ver, no pude desaprovechar la oportunidad de entrar a uno de esos bares en el último piso del centro comercial "Portal de la 80" con mi hermana y el novio. Ahh y gracias a mi cuñado descubri que ahora soy adicto a la Smirnoff Ice... qué cuento de cerveza que lo embucha a uno despues de 2 latas y lo hace miar cada media. El Smirnoff Ice lo prende a uno delicioso, entra mas suavecito por la garganta, y el guayabo que deja es mucho mas leve. Eso si, es bastante mas cara que la cerveza, pero otra ventaja de estar en Colombia es que a uno si le fian...


Y ahi mismo bajando del bar me encontré con una maquina dispensadora de... BILLETERAS! si señores, tambien vi agendas y monederos en el dispensador como para variar un poco. Por qué a los gringos no se les ocurre una vaina asi? Que me robaron la billetera? No hay problema! Echele una monedita al dispensador y obtenga una completamente nueva... eso si, menos los billetes, tarjetas de crédito y cédula que jamas aparecerán.


Despues de prendernos a punta de Smirnoff Ice nos agarro el hambre y terminamos en un chuzito de esos que abren las 24 horas en donde el menú lo antoja a uno a punta de mazorca desgranada, patacones con pollo, perros calientes con mas adornos y arandelas que la reina de Inglaterra, y la infaltable HAMBURGUER. Si señores hamburg-U-er. Eso pa que se pone uno a buscar en el diccionario, solo es cambiar las últimas dos letras de cualquier palabra y ya nos convertimos en todos unos maestros del Inglish Pichinglish. Si me entendeichion??


Una vez calmado el filo me invitaron a un bar bastante peculiar en donde las niñas que atienden pasan en medio de la barra haciéndole la charla a uno. No tengo ni idea como se llama este tipo de bar, pero solo recuerdo que la Smirnoff Ice costaba $12.000 y al final al que invitó le figuró pagar la cuenta con la platica del arriendo por no haber preguntado antes. Apenas me acomodé puse una mano sobre la barra cuando se me sienta severa costeña en la mano y me pone medio trasero entre el índice y el pulgar. Y yo todo disimulado nomas medio moviendo los deditos tímidamente como tratando de sacar la mano de ahí cuando me dice la corroncha "anda coño, pero si lo vas a agarrar, agárralo bien!" Después se me acercó una rola en la misma mini-culi-puti-falda que era la norma del lugar y comenzó a hacerme charla sobre las ventajas de poner cachos y la mierda tan enorme que era el amor. La noche terminó con varios brindis al son de "aunque mal paguen ellas, jueputa!"


Otra cosa que me dejó impresionado... cual es la maricada con los baños públicos poniendo un solo dispensador de papel higiénico para todo mundo al lado de los lavamanos? Se supone que esto es para ahorrar papel? Desde cuándo uno sabe exactamente que tanto papel higiénico va a usar al final? La verdad esto si no me pareció. Ademas que como es mejor prevenir que lamentar, siempre terminé con muchísimo mas papel del que realmente necesitaba.


Y hablando de baños, qué me dicen de éste en el cuarto piso de un restaurante bar en Usaquén? Delicioso hacer uno de las suyas mientras observa como toda la ciudad camina debajo de uno sin tener idea de lo que está pasando cuatro pisos mas arriba. Será que a nadie le ha dado por apuntar mas bien hacia la ventana?


En ese mismo lugar tocaban un par de pelaos con guitarras acústicas el rockcito mas delicioso que he podido escuchar al son de un capuccino con amaretto. Todo desde Calamaro, Andrés Cepeda, Oasis, Jarabe de Palo... yo estaba que les decia "oigan chinos, me dejan cantar unita?"



Ademas de que estaba en muy buena compañia, una de ellas la famosísima @dripod que tantas veces se ha pasado por estos lares. Ahh a propósito, pueden creer que apenas nos tomamos esta foto la Adri me dice... "uy pero aqui no te pareces, sales muy pinta." Gracias por el piropo!! uich!!!


No se me podía pasar que también fuimos a un karaoke. Si señores, hice mi debut karaokeando y creo que no me fue tan mal. Lo único malo es que no tenia ni idea que tocaba esperar turnos de casi dos horas para poder salir otra vez, y que ademas a ratos les daba por parar el karaoke para ponernos a bailar a punta de reggetón, vallenatos y trance, lo cual habia jurado nunca hacer pero ya ven lo que hacen dos jarras de cerveza (no habia smirnoff ice). Y para completar, después trajeron un tipo con una cara de ñero dizque a tocar un par de canciones en guitarra, pero que man para dar pena ajena.... cantaba mal, tocaba mal, y de repeso tenia el particular don de hacer cualquier cancion 20 veces mas lenta y 8 tonos mas abajo que la original.


De donde no salía era de los café internet (o "café burdel," segun mi abuelita cuando le contaron que mi hermana trabajó un tiempo en uno de esos), y maldita sea si abundan por todo lado. Los café internet son los McDonald's de por aca, hay uno en cada esquina. Y tienen la particularidad que ninguno tiene un teclado en el que las letras se vean, y cuando se ven... oh sorpresa, todos los simbolos estan al revés de lo que uno está acostumbrado a ver por aquí.


Pero si hay un café internet por cada esquina, lo que si abunda como arroz son los tipos que venden minutos a celular en la calle. Muchos con letreros en la espalda que dicen a como cobran el minuto. Y el precio muchas veces tambien depende de que proveedor sea al que uno está llamando, ya sea Comcel, Movistar, Tigo, etc... yo solo decia "necesito marcar a un 316, a un 315, a un 300" pero menos mal me entendian. De estos si usé bastante ya que mi celular de aqui me cobra un ojo de la cara por hacer llamadas fuera del país, lo cual es mejor conocido como "roaming."


Y ya para terminar y no hacer esta vaina tan larga, que cosa mas deliciosa que uno llegar todo enguayabado a la sección de comidas del centro comercial, y encontrar que mas allá de hamburguesas, pizzas, perros, churrascos, y bandejas paisas mata-intestinos, hay un chuzito que se llama "Calentao Express" en donde la especialidad es.... adivinen! Y tienen el "calentao" dividido por secciones del país. Calentao Cachaco con arroz, lentejitas, carne y cebolla grille. Calentao Paisa con frijolitos, chorizo, etc.. Calentao Valluno, que el Calentao Costeño... no mejor dicho, eso era el paraiso del enguayabado. Yo me pedí un Calentao Cachaco solo por curiosidad... aunque ya después de terminármelo me arrepentí de no haber pedido el paisa que se veia como mas nutritivo.


Total, se disfrutó el paseo, se recargaron energias, se compartió con la familia, se conoció muchisima gente interesante, se rumbió hasta el despenque y al otro dia se durmió hasta que se paró el ombligo. El balance es positivo y sigo diciendo que a Bogotá hay que volver algun dia ojalá no muy lejano y con mas tiempo.

...Y con mas plata para poder comprar Smirnoff Ice en ese lugar donde la vendian a $12.000...

11 elefantes se balanceaban...:

@driPod diciembre 08, 2008 1:00 p.m.  

Bueno como este blog es tan comentado por la comunidad femenina casi que no lo creo al ver que soy la primera
Alexillo
cuendo vuelves ...
se te tiene el toque en la hamburgueseria
se te tiene el almuerzo preparado por mi mamá
se te tiene la invitación para ir a un conciereto de la filarmonica de Bogotá
y tambien para ir a ver peliculas de esas que tu nunca vez
y ojala dios mediante consiga un carro paa llevarlo a sopó con sus delicias de Alpina o de una me lo llevo en bus municipal
ahhh y se te tiene la venganza del karaoke jejeje

Albornoz diciembre 08, 2008 1:57 p.m.  

nooo colega, con razón no le quedó tiempo para que habláramos de nuevo. ¿Y cuándo vuelve? y espero que venga a Cali.
Ya nos estaremos hablando.
Un abrazo.

Monica,  diciembre 08, 2008 2:17 p.m.  

Ahhhhh! pero que paseo tan rico!
Yo estuve en Febrero en Colombia y uy... llegue con depresion "post-viaje a Colombia"

Lo unico que puedo decir es que me das una envidia de la buena y unas ganas de volver pero ya ya ya a mi tierrita...
jejeje

Ya se te extraniaba por estos lares de la comarca Alexillo.

Monica,  diciembre 08, 2008 3:08 p.m.  

Aproposito... Por aca TAMBIEN venden Smirnoff Ice.
Me dejaste con la curiosidad de tomar por que en serio que las ganas de ir a orinar cada media hora es lo mas jarto que puede ver. Especialmente cuando estas escuchando las confesiones de tu novio mmm
jaja

Bueno, ahora si me voy
chao

Andrés M. diciembre 08, 2008 7:14 p.m.  

Ufff y uno con ganas de ir a darse el borondo por Bogotá... se nota que lo pasaste del putas por allá, bacano!

Saludos!

Anyelina diciembre 08, 2008 9:09 p.m.  

Oye... lo del papel higiénico, que risa!! no me digas que nunca habías visto eso!! Pero por lo menos había, no?? de lo contrario te hubiera tocado con agua y jabón (o solo agua) y poner tu c... bueno, lo que sabemos en la máquinita esa de aire para secar las manos! jaja!

Me encanta el smirnoff!! es buenisimo, lo prende a uno bien chevere!! yo me tomo margaritas, daiquiris, smirnoffs, de todo los coolers que hayan con alcohol! :)

Ay, y la foto con Adripod, lo de "papasito" creo que fue porque la foto salió como borrosa! (ponte las gafas Adri...) je je :P

Anyelina diciembre 08, 2008 9:12 p.m.  

Pd: Y el video suyo cantando el karaoke, que?? no se haga el pelotudo!! o fuiste de verdad pelotudo al no grabarlo??

Monica,  diciembre 08, 2008 10:29 p.m.  

jejeje tan tierna Anyelina
lol

Susana diciembre 09, 2008 11:07 a.m.  

me diverti leyendo este post... imaginando que como calentao y hamburguer... imaginandome en esos lugares... sobretodo en ese baño!!! :D
de verdad que rico que compartiste tu viaje con fotitos y todo!!! carajo! me hizo extrañar Bogota...

Mafe diciembre 15, 2008 1:15 p.m.  

Que querés que te diga...

:oP

Yo sigo en la tierrita, lero lero!!!
Y que gracias por acordarse de mi ole.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP