jueves, 3 de abril de 2008

Wishing For Amnesia



Me detuve frente al pare justo antes de cruzar la avenida en medio de la lluvia torrencial de una noche de Abril. El frio nocturno lentamente carcomia las pocas neuronas esparcidas por mi mente en blanco segundos antes que decidiera girar mi vista 20 grados hacia la izquierda y presenciar la infame escena de muerte y dolor. Tirado alli, en medio de una avenida de 6 carriles que divide dos bloques de edificios residenciales, yacía inerte algo que inicialmente no pude precisar con detalle desde la ventana de mi auto.

Como vi que no venia nadie detrás mio, me detuve un instante en completo silencio para apreciar mejor la escena. De la nada vi salir corriendo a una joven mujer en dirección al bulto en la carretera, y con mas desespero que razón se paró firmemente frente a él al tiempo que hacia señales desesperadas con sus manos para que no les pasaran por encima.

Desde mi ángulo solo pude apreciar la silueta de aquella mujer agachandose sobre el objeto en cuestión, practicamente temblando en medio del frio y la presencia oscura de la muerte asechando a su alrededor. Las luces de un auto me alumbraron por detras y tuve que salir de mi trance para dar esa temida vuelta a la izquierda y cruzar la avenida en dirección a mi casa.

Al dar la vuelta pasé a pocos metros de la escena y pude ver todo mejor. El pequeño bulto era en efecto un perro al cual probablemente habian atropellado pocos segundos antes de yo llegar a esa intersección. Su dueña lloraba lagrimas de sangre junto a el, mientras por el celular, ahogada entre gritos de angustia, suplicaba algo intentendible que de seguro iba dirigido a algun empleado de veterinaria (o quizas morgue?).

Para desgracia de mis futuras memorias y satisfacción de mis presentes traumas, el perro aun no estaba muerto. Sus patas temblaban como quien se aferra inútilmente a una vida que está a pocos segundos de expirar, su pelaje blanco y liso yacía sobre el pavimento golpeado por las incesantes gotas de una lluvia que no quiso parar de llorarlo, su mirada férrea y la cabeza inmóvil eternamente tatuadas en lodo por las llantas de algún camión.

10 elefantes se balanceaban...:

Anyelina abril 03, 2008 10:20 a.m.  

UY no! que tristeza... yo quedaría super traumatizada, lloraría por días enteros. Lo que mas me duele a mi es ver animalitos sufrir. Algo parecido me pasó hace tiempo, cuando con mis propios ojos, ví como un tipo en una van va pasando por encima de dos paticos bebé, sí... eran apenas unos bebes, era la mama pata con sus hijitos caminando detras de ella en fila, y estaban pasando la calle cuando pasa este maldito miserable sin importarle nada y aplasta a los dos paticos. Solo alcancé a gritarle pero el tipo se fue rapidisimo y no pude siquiera memorizar su placa. Solo pude salir de mi auto, y cerciorarme que ningun otro auto pasara ni aplastara a mas paticos hasta que ellos estuvieran seguros, y obviamente... agarran los pequeñitos paticos ya muertos y colocarlos a un lado para que los autos no siguieran aplastandolos asi muertos. La mama pata se veia tan consternada y tan triste, que tristeza!! eso paso hace unos años, y creo que jamás podré olvidar esa escena tan traumatica. Dan ganas de aplastar a ese degenerado definitivamente! y a todos los que no les importa la vida de un animal.

Mafe abril 03, 2008 11:08 a.m.  

A mi me emputa mas el desgraciado que es capaz de matar a otro ser humano...

Anyelina abril 03, 2008 1:22 p.m.  

Los animales tienen el mismo derecho de vivir que un ser humano. Es mas, SOMOS animales, somos una especie como cualquier otra y es simplemente ignorante pensar que somos superiores al resto. Definitivamente lo que mas me emputa de la gente es que crea que por el hecho de ser humano, su vida vale mas que la de otra especie, y que puede pasar por encima de otros seres vivos, por eso es que este planeta esta así. El ser humano es lo PEOR que le ha pasado a este planeta!

Jaime Bakulic abril 03, 2008 2:32 p.m.  

estimado con mucho gusto pasaré a de hecho leer su entrada, pero en otra ocasión porque estoy apurado, es que...

En mi casa la cuenta de internet está relativamente al día, pero la de electricidad no. Ergo, llego 4 días sin luz. Me acabo de enterar de lo de VI, muuushas gracias por apitutarme. Cual es vuestro e-mail?

Regreso al ciberlote en los próximos dias.

Bueno ahora me voy a revisar mis 300 mails de spam...

saludos!

@driPod abril 03, 2008 4:23 p.m.  

sin palabras

solo acuerdate del oso que se tiro a la piscina y no se ahogo

:P

EL ALETOSO LE DICE QUEE,  abril 03, 2008 6:28 p.m.  

HUYYY! QUE ACONTENCIEMIENTO MAS TRAUMATICO.. Y PARCE COMO LO RELATA SE VE ESPELUZNANTE LA ESCENA..

Monica,  abril 04, 2008 12:41 p.m.  

Gosh!!!!!!! Tu forma de contarlo llega al alma...
Pobre perro :(

Hal9000 abril 04, 2008 3:45 p.m.  

A mi me pasa algo desde niña (y tal vez puede hacer parte de algún rasgo antisocial oculto...), y es que me da más tristeza ver morir a un animal que a un humano, debe ser porque de algún modo creo que el humano se lo buscó, el perro jamás logra tener tanta consciencia (o inconsciencia) como para hacer algo tan malo y merecerse la muerte por más león que sea. Y definitivamente la dueña no era veterinaria, en caso de que estuviera llamando a uno: la duda de la salvación es inversamente proporcional al conocimiento, creo que así en general con todo...

Un gran abrazo y cuando aprendas a olvidar no te olvides de enseñarme!!

Jaime Bakulic abril 05, 2008 11:36 a.m.  

Que mala onda compadre...

He visto ese tipo de atropello, es traumático a morirs (no pun intended).

Chanfles y rediantres, me dio penita.

A los gatos los ando empujando de las mesas como Oddie con Garfield, pero a los perros de verdad los quiero infinidad.

Ya oiga, no se bajonee, y cuide a sus mascotas, de tenerlas.

Saludos

Jaime

cossete abril 05, 2008 1:21 p.m.  

ahhhhhyy noooooo... que pesar del perrito.. pero bueno, le queda el consuelo de saber que no es el primero y ni será el último en ser atropellado. No, que tristeza, sobre todo por la muchacha.. ahh es que, que se le maten el perro a uno debe ser duro.

Ahhh pero tambían hay que entender que depronto el del carro no tubo la culpa.. es más vos pudiste haberlo atropellado.. (si eso es no más siendo testigo y ya le dio trauma, me imagino como será si algun día arrolla a uno.. nooo, se le arruina la vida minimo)

puede trabajar como libretista en su tiempo libre.

Un saludo del Dr COssete.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP